1 de setiembre de 2010

Dale y dale

Es plena madrugada y hay cientos de tipitos en cientos de camas alineadas contra ambas paredes enfrentadas, dando vueltas e intentando conciliar el sueño. En el medio de la larga habitación, dos tipitos de pie, en pijama, discuten.

El de la izquierda dice "Sí" y el de la derecha contesta "No" y así vienen, hace horas.

Los que están acostados gritan callensé, putean, chistan, tiran almohadas, despertadores y cualquier cosa que tengan a mano, pero estos dos siguen Sí y No, dale y dale.

Eso pasa todo adentro de mi cabeza, y se llama insomnio.

6 comentarios:

iNez dijo...

No se porque, pero me hizo acordar a ensayo sobre la ceguera.

Emerre dijo...

Ensayo sobre el insomnio.

Javier de Médici dijo...

Ojala en mis noches de insomnio pudiera pensar en cosas tan concretas. A veces me debato sobre que es la justicia o conceptos generales como el bien, o el mal. (siempre tratados con el mismo grado de profundidad que en Esta Boca es Mía)

cecitazzz dijo...

Inez: será por las camas en habitaciones grandes?

Emerre: yeap

Javier: te puedo asegurar que los tipitos en mi cabeza también debatían sobre el bien y el mal.

César De María dijo...

Y cada vez gritan más los que quieren silencio y cada vez discuten más los otros sin recordar ya por qué discuten y cada vez el cuerpo se hunde más en su propia espalda y ni aún así encuentra apoyo, superficie, nube.

cecitazzz dijo...

Hola César.