27 de mayo de 2009

Vos te enamoraste. No, vos no. Ella. A ella le hablo. Y no, no a ella. A la otra.

Primera vez que me pongo contenta por vos en mi vida creo. Ya me habías generado otros sentimientos, como la compasión y como la complicidad no dicha por algo compartido sin querelo.

Pero hoy me puse contenta por vos, porque te enamoraste, o porque andás por el vecindario de ese sentimiento. Porque ya no vas a andar largando lárgimas en la madrugada por cosas que van a ser siempre, invariablemente, titilantes.

Vos andabas necesitando una luz continua y me alegra.

2 comentarios:

Emerre dijo...

Es la continuacion del post de que son como hermanas?

Juan dijo...

Entre ella la otra y vos ya no se quien se enamoró y ya no se que iba a poner.