31 de marzo de 2009

Apareció sentado en el muro, esperándome sin saber quién era yo. Cuando me vió se sonrió, y mientras se incorporaba para pasar al edificio yo entré sola y él se detuvo. Querés algo de tomar, le dije, porque me di cuenta de que había sido desconsiderada. Hacía calor y el pobre sólo estaba haciendo su trabajo. Él percibió la incomodidad y dijo no, volviendo a sentarse en el muro, otra sonrisa más.

A mi no me importa realmente que me digan que no me amargue. No me sirve que mis amigas insulten a mis exes y me recalquen que yo merezco más, que todos digan que la soledad tiene sus ventajas. Porque cuando llega la noche y me voy a acostar (siempre del mismo lado de una cama de dos plazas que no tiene mucho sentido) me pregunto si alguien me va a querer de verdad. Sí, están los amigos, la familia, etc. Yo siempre digo gracias (de verdad digo gracias) por todos los que me rodean. Pero encontrar un ser en el mundo que me descifre, alguien que me soporte, alguien que se la banque (porque soy difícil últimamente) no es poca cosa. Que haya alguien por ahí en el mundo que una noche se acueste conmigo, pero más importante todavía, que se despierte conmigo y se ría de mis lagañas, eso es algo difícil de encontrar.

Ya no importa si será o no será, o si es, o si solo lo estoy imaginando. No sé si se rió porque le gusté o porque mi chiste le pareció una mierda pero quiso ser amable. No sé si vino o si me pareció que estaba pero no estaba. No importa de verdad. No sé quién vendrá, pero, ¡epa!, capaz estoy viendo la luz al final del túnel. O será un bichito de luz en el medio del transcurso. Habrá que ver.

Mientras tanto me lleno las retinas de colores y cosas que no sabía que estaban ahí todavía. Y sigo cambiando, todo lo posible, para ser tan yo como pueda. Sin esas variaciones que provoca el vínculo. Un vínculo que me armó y me desarmó y ahora me tiene en etapa de reconstrucción total.

6 comentarios:

Daniel dijo...

Holaa!! como andas chee? wenoo pasaba por acá a leer tu blog, y me gusto mucho eso q escribiste. Bueno espero q ands bien, t mando un besoo!! YO =)

| iNeztencil | dijo...

Me gusto eso, la verdad no tengo mucho que decir, no se que decir en verdad :P pero quien sera el del muro jeje.

Para mi simpre hay luz al final del tunel, eso creo, bha capaz el tunel es circular y la luz esta ahi y volves a pasar por ella (solo que hay que saberla distinguir, mira si vas con los ojos tapados (?)).. hu pire mal!

Bueno lo que si queria decirt es que me baje cositas de Franny Glass, que lindo :)
me gustó me gustó :)
No pase durmindo n invierno, un temún.
cómo estuvo? los fue a ver?

Bueno, saludos che!

elneurotico dijo...

A veces ser esa cosa llamada 'uno mismo' es lo peor... o, en todo caso, lo que hace que el túnel se prolongue indefinidamente. Y en los túneles no corre aire.

No va a ir tanta gente al Living como para que algunos queden afuera. Suena a palabras de un pretencioso con complejo de outsider, pero es así.

cecitazzz dijo...

Ine: yo me pregunto lo mismo con respecto al del muro.

Concuerdo con que siempre hay luz al final del túnel. La cuestión es llegar a verla, y por suerte, POR SUERTE, estamos ahí :)

Que suerte que te haya gustado franny, la mitad de la gente me dice que es para cortarse las venas, y la otra mitad me dice que está buenísimo, pero a todos les gusta al final, y sí. es medio tristón.

Y ese es un temún de verdad....' y decidí... que entre esto y lo otro... prefiero soñar'

Lo fui a ver y estaba tan lleno que lo terminé viendo sentadita desde el escalón de la puerta principal del living, a través del vidrio, pero igual estuvo buenísimo.

neurótico: desps de darme cuenta que venías del fotolog, me fui por tu blog y leí y leí. Lo peor es uno mismo, sin duda. Y te apuesto que el 17 se llena.

Besos.

así nomás dijo...

mejor no hablemos de amarguras, ni de cuando llega la noche. no hablemos de que la soledad tiene sus ventajas, eso uno lo dice cuando está harto de andar de a dos. tampoco critiquemos a los ex, porque todos somos una parte de todo aquello que encontramos en el camino. el hueco... al final... siempre es el hueco. y no hay manera de llenarlo. tampoco hay manera de aconsejar en estos casos así como no hay oído que sirva para escuchar consejos porque cuando uno está frágil tiene hasta los tímpanos llenos de agua salada. tampoco te voy a decir que es un tema de tiempo, que se te pasa. eso ya lo sabés. y tampoco te voy a decir que con los años vas aprendiendo a lidiar con estas cosas. porque eso es mentira. pero... hay algo bueno en tocar fondo... además de la agridulce sensación casi tanguera... y es que nos vuelve creativos. sí. ya lo sabemos. por boludo que parezca. nos vuelve creativos. porque tenemos que reinventarnos. tenemos que juntar los pedazos y armar el puzzle de nuevo. y reinventar una vida. y pedacitos de cielo y salir a volar. y nuevos mares para navegar. y nuevas líneas para ver si encontramos la receta... o un buen mapa.
y no esperes nada. ni luz, ni túnel, ni "the right one", ni el príncipe azul. ni pienses.
empezá a practicar el vuelo, que alas te sobran, bien lo sabés también.
mientras tanto... un consejo: aprovechá y dormí al medio. es incomparable la sensación. te lo digo yo, que de eso,ahora, sé un montón.

cecitazzz dijo...

Así nomás, felicitaciones por el nuevo blog. Espero que se convierta en un espacio familiar para vos. Seguro que si. Besos. :)