10 de enero de 2009

uno de seis

Hoy me compré un martini rosso y me lo puse abajo del brazo, como si fuese el termo, mientras caminaba por el hipercentro buscando devedés. It was the right thing to do. Comprar el rosso, digo. Después caminé y caminé, me cantaban al oído fiona, socio, albertucho, shirley manson, samantha, gonzalo deniz, pedro dalton, todos ellos.

3 comentarios:

Rafa Bonzo dijo...

y que dvd te llevaste?

transmutacion dijo...

Encontré a alguien que le gusta el Martini Rosso :P

...quiero ver a Coiffeur en vivo...

cecitazzz dijo...

rafa: dvdés vírgenes imation.

inés: cuando quieras nos juntamos a tomarnos uno. con lo de coiffeur me perdí.