8 de abril de 2010

SPM

Me puse a llorar en la puerta del Red Pagos porque el tipo me cerró la puerta en la cara y me hizo señas de que eran las seis y un minuto, con cara de yo no puedo hacer nada.

No era eso, era que se me vencían las facturas, eran las facturas, era la repartida mensual de mi sueldo, eran las cuentas mentales y el malabarismo económico.

Igual no se si era eso del todo, o era Peter, o que soñé lo que soñé, y si fue por eso que tampoco quise ir a la terapia aunque me la cobren igual.

Capaz que después de todo sí estoy empezando a sufrir el SPM, yo que siempre dije que a mí no me cambiaban nada "esos días" y que yo era "histérica todos los días del mes". Es agotador estar siempre arriba - arriba - abajo - abajo.

2 comentarios:

andrés dijo...

Que agradable blog, como cuentas tu dia o tu momento...

Un gusto leerte


andrés

cecitazzz dijo...

:)